Preguntas y Respuestaas

Ante la notificación por La República Popular China de la ocurrencia de un conglomerado de neumonías de etiología desconocida en la Ciudad de Wuhan, Provincia de Hubei en China y que posteriormente la causa de esta neumonía viral se identificó como un nuevo tipo de coronavirus, que es diferente de cualquier otro coronavirus humano descubierto hasta ahora y hasta el 20 de enero de 2020 se confirmó 282 casos de 2019-nCoV los cuales han sido reportados en cuatro países: China, Tailandia, Japón y la República de Corea.

El 11 de febrero del 2020, la Organización Mundial de la Salud anunció el nombre oficial de la enfermedad, El nuevo nombre se abrevia COVID-19, el nombre abreviado, “CO” corresponde a “corona”, “VI” a “virus” y “D” a “disease” (“enfermedad”). Antes, la forma de referirse a esta enfermedad era “nuevo coronavirus 2019” o “2019-nCoV”.

Actualmente existe transmisión comunitaria en varios países. Según la evolución de la situación, las zonas de riesgo pueden ir variando.

Para mayor información ver el siguiente enlace: https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/situation-reports/20200301-sitrep-41-covid-19.pdf?sfvrsn=6768306d_2

Se entiende por Pandemia cuando hay un aumento de los casos confirmados de una enfermedad en todo el mundo y la mayoría de las personas no tienen inmunidad contra lo que produce esta enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es la única autoridad encargada de definir cuando existe una pandemia a partir del comportamiento de casos en todo el mundo y en cada país.

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en humanos como animales. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.
Los coronavirus son una familia grande de virus, entre los cuales hay algunos que causan enfermedad en las personas, y otros que circulan entre animales, como camellos, gatos y murciélagos. El análisis del árbol genético de este virus indica que se originó en murciélagos, pero todavía no se sabe si el virus saltó directamente desde murciélagos o hubo un animal hospedero intermedio.

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son: fiebre, dificultad respiratoria, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta, diarrea o dolor abdominal. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan, pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal.

La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID -19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos, diabetes o problemas de inmunidad, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

Una persona puede contraer la COVID-19, por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.

Transmisión de Persona a persona.

  • Entre las personas que tienen contacto cercano entre ellas (dentro de unos 2 metros de distancia).
  • Entre las personas que tienen contacto cercano entre ellas (dentro de unos 2 metros de distancia).
  • Mediante gotas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda.▪ Estas gotas pueden llegar a la boca o la nariz de las personas que se encuentren cerca.
.

Transmisión mediante el contacto con superficies u objetos contaminados.

  • Al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego se toque la boca, la nariz o posiblemente los ojos.
  • El mecanismo de transmisión del Coronavirus es similar al de todas las infecciones respiratorias agudas (IRA)

Otras consideraciones de la transmisión.

  • Se cree que las personas son más contagiosas cuando presentan síntomas más fuertes (están más enfermas).
  • Podría ser posible que haya algo de transmisión antes de que las personas presenten síntomas; ha habido informes sobre esto con relación a este nuevo coronavirus, aunque no se cree que esta sea la principal forma en que se transmite el virus.
  • El riesgo de contraer la COVID-19 por contacto con las heces de una persona infectada parece ser bajo. Aunque las investigaciones iniciales apuntan a que el virus puede estar presente en algunos casos en las heces, la propagación por esta vía no es uno de los rasgos característicos del brote.

Duración de la enfermedad por coronavirus.

Según la severidad de la enfermedad, puede durar entre 2 y 6 semanas. Pueden transcurrir 14 días desde que me puse en contacto con el virus hasta que se presentan síntomas.

Probabilidad de adquirir la enfermedad

  • Para que se produzca la infección se necesita un contacto directo de las secreciones respiratorias de una persona infectada con las mucosas de otra (nariz, boca, ojos).
  • Es muy poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de dos metros.
  • Se estima que cada persona infectada puede afectar a 2 o 3 personas más.

¿Qué les pasa a los niños?

  • No hay evidencia de que los niños sean más susceptibles al nuevo coronavirus 2019
  • La evidencia preliminar indica que los niños se infectan menos de esta enfermedad
  • La mayoría de los casos confirmados de COVID-19 ha ocurrido en adultos.
Sí, Panamá cuenta con el apoyo del laboratorio de virología del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES), centro de referencia del Centro del Control del Enfermedades (CDC), instancia donde se llevan las muestras de los casos sospechosos, el ICGES es la encargada de confirmar dichas pruebas de laboratorio.

Cuarentena significa separar a una persona o grupo de personas que han estado expuestas a una enfermedad contagiosa, pero que no han presentado la enfermedad (síntomas), de otras personas que no han estado expuestas con el fin de prevenir la posible transmisión de esa enfermedad.

La cuarentena generalmente se establece para el periodo de incubación de la enfermedad transmisible, que es durante el tiempo en que las personas han contraído la enfermedad después de la exposición.

En el caso del COVID-19, el periodo de cuarentena es de 14 días desde la última fecha de exposición, ya que 14 días es el periodo más largo de incubación que se ha observado en coronavirus similares. Se considera que la persona a quien se permitió salir de la cuarentena por el COVID -19 no representa un riesgo de transmisión del virus a los demás porque durante el periodo de incubación no presentó síntomas de la enfermedad.

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón es la estrategia que más funciona. Puede utilizar gel alcoholado, mientras tiene acceso al lavado de manos. ¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pueda haber en sus manos.
  • Evitar estar cerca de personas que tienen síntomas de gripe. Mantenerse a más de dos metros de distancia de personas enfermas, ya que las partículas de saliva, mocos o lágrimas donde viaja el virus, no viajan más allá de dos metros.
  • Evitar tocarse la boca, nariz y ojos.

¿Por qué?Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotículas de líquido que pueden contener el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotículas y con ellas el virus de la COVID-19, si la persona que tose tiene la enfermedad.

¿Por qué?Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad.

¿Por qué? Los virus se propagan a través de las gotículas. Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus como los del resfriado, la gripe y la COVID-19.

  • Limpie frecuentemente con desinfectantes o alcohol, objetos y superficies que se tocan constantemente.
  • Mantener la vivienda o lugar de trabajo ventilado, iluminado, limpio y libre de humo.
  • Los estudios NO recomiendan la utilización de mascarillas en personas que no tienen síntomas de gripe. Esta medida solo se recomienda para personas con síntomas de gripe y para trabajadores de la salud.
  • Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, a la que puede acceder en el sitio web de la OMS y a través de las autoridades de salud pública pertinentes a nivel nacional y local. La COVID-19 sigue afectando principalmente a la población de China, aunque se han producido brotes en otros países. La mayoría d e las personas que se infectan padecen una enfermedad leve y se recuperan, pero en otros casos puede ser más grave. Cuide su salud y proteja a los demás a través de las siguientes medidas:
  • Tanto usted como las personas que les rodean deben asegurarse de mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.
  • Permanezca en casa si no se encuentra bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona. Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto también le protegerá a usted y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

  • Manténgase informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID -19. Siga los consejos de su dispensador de atención de salud, de las autoridades sanitarias pertinentes a nivel nacional y local o de su empleador sobre la forma de protegerse a sí mismo y a los demás ante la COVID-19.
  • ¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada acerca de si la COVID-19 se está propagando en su zona. Son los interlocutores más indicados para dar consejos sobre lo que debe hacer la gente de su zona para protegerse.

    Sí, es recomendable que toda la población mantenga el esquema de vacunación actualizado, en especial los grupos de riesgo contra la influenza y el neumococo.
  • A su llegada a Panamá deberá informar a los funcionarios de salud, los países visitados en los últimos 14 días.
  • Si ha estado en los últimos 14 días en lugares donde hay transmisión del coronavirus en la comunidad le tomarán la temperatura a su llegada al país y le realizarán preguntas sobre su estado de salud.
  • Si ha estado en países con transmisión de coronavirus en la comunidad y no tiene síntomas de gripe, debe quedarse en casa por los siguientes 14 días donde será contactado para verificar su estado de salud.
  • Si durante los siguientes 14 días presenta síntomas, debe: Utilizar mascarilla; Quedarse en casa o en el alojamiento donde se encuentre; Informar a la persona que está haciéndole la verificación de su estado de salud sus síntomas. Esta persona le indicará la conducta a seguir, la cual puede ser toma de muestras para pruebas de laboratorio y / o conducción a una instalación de salud para su atención; También puede comunicarse al 911.
    • Siga las orientaciones antes expuestas (Medidas de protección para todas las personas)
    • Permanezca en casa si empieza a encontrarse mal, aunque se trate de síntomas leves como dolor de cabeza y rinorrea, hasta que se recupere.

    ¿Por qué? Evitar los contactos con otras personas y las visitas a centros médicos permitirá que estos últimos funcionen con mayor eficacia y ayudará a protegerle a usted y a otras personas de posibles infecciones por el virus de la COVID-19 u otros.

    Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llame con antelación e informe a su dispensador de atención de salud sobre cualquier viaje que haya realizado recientemente o cualquier contacto que haya mantenido con viajeros.

    ¿Por qué? Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto ayudará también a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.
    SI, aunque se recomienda tener en cuenta las siguientes consideraciones:

    • Si debe viajar, debe tomar precauciones para cuidar su estado de salud en especial si es de alto riesgo para tener complicaciones (mayores de 60 años o que padecen alguna enfermedad como, por ejemplo, del corazón, del pulmón o problemas del sistema inmune).
    • Lavarse las manos con frecuencia, usar mascarilla en caso de tener síntomas de gripe y evitar estar cerca de personas con síntomas de gripe.
    • En cualquier caso, se recomienda comunicarse con su alojamiento o el proveedor de salud que va a mantener durante el viaje en caso de que llegue a presentar fiebre, tos y dificultad respiratoria.
    El riesgo depende del lugar en el que usted viva o de los lugares a los que haya viajado recientemente. El riesgo de infección es mayor en las zonas en las que haya casos diagnosticados de COVID -19. En la actualidad, el 95% de los casos de COVID-19 se concentran en China, y la mayoría de ellos en la provincia de Hubei. Para las personas que se encuentran en casi cualquier otra parte del mundo, el riesgo de contraer la COVID-19 es actualmente bajo, aunque es importante que siga con atención la evolución de la situación y los esfuerzos de preparación que se llevan a cabo en su zona.
  • Colocarse una mascarilla si la tiene disponible. De no tener, utilizar pañuelos desechables para cubrirse la boca y nariz al toser y/o estornudar.
  • Quedarse en casa y evitar contacto cercano (al menos 2 metros de distancia) con otros miembros de la familia.
  • Realice lavado frecuente de manos.
  • Comuníquese al 169 o escríbale a R.O.S.A en rosa.innovacion.gob.pa para informar su situación de salud.
  • No. Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo contra las infecciones bacterianas. La COVID-19 está causada por un virus, de modo que los antibióticos no sirven frente a ella. No se deben usar antibióticos como medio de prevención o tratamiento de la COVID-19. Solo deben usarse para tratar una infección bacteriana siguiendo las indicaciones de un médico.
    Todavía no. Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la COVID-2019. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

    Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba. La OMS está coordinando los esfuerzos dirigido s a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la COVID-19.
    Las personas que no manifiestan síntomas respiratorios tales como la tos no necesitan usar mascarilla médica. La OMS recomienda el uso de mascarillas en el caso de las personas que presentan síntomas de la COVID-19 y en el de quienes cuidan de personas que tienen síntomas como tos o fiebre. El uso de mascarillas es crucial para los trabajadores de la salud y las personas que cuidan de alguien (sea en casa o en un establecimiento sanitario).

    La OMS aconseja hacer un uso racional de las mascarillas médicas para evitar el derroche innecesario de recursos valiosos y el uso indebido de las mismas. Utilice mascarilla únicamente si presenta síntomas respiratorios (tos o estornudos), si es un caso sospechoso de infección por COVID -19 con síntomas leves o si está cuidando de alguien que sea un caso sospechoso de infección. La sospecha de infección por COVID-19 está relacionada con los viajes a zonas en las que se han notificado casos, o con el contacto cercano con personas que hayan viajado a esas zonas y hayan enfermado.
  • Recuerde que solo deben usar mascarilla los trabajadores sanitarios, los cuidador es y las personas con síntomas respiratorios como fiebre y tos.
  • Antes de tocar la mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Inspeccione la mascarilla para ver si tiene rasgaduras o agujeros.
  • Oriente hacia arriba la parte superior (donde se encuentra la tira de metal).
  • Asegúrese de orientar hacia afuera el lado correcto de la mascarilla (el lado coloreado).
  • Colóquese la mascarilla sobre la cara. Pellizque la tira de metal o el borde rígido de la mascarilla
  • para que se amolde a la forma de su nariz.
  • Tire hacia abajo de la parte inferior de la mascarilla para que le cubra la boca y la barbilla.
  • Después de usarla, quítese la mascarilla; retire las cintas elásticas de detrás de las orejas
  • manteniendo la mascarilla alejada de la cara y la ropa, para no tocar las superficies potencialmente contaminadas de la mascarilla.
  • Deseche la mascarilla en un contenedor cerrado inmediatamente después de su uso.
  • Lávese las manos después de tocar o desechar la mascarilla. Use un desinfectante a base de alcohol o, si están visiblemente sucias, láveselas con agua y jabón.
  • No se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus causante de la COVID -19 en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus. Los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la COVID-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

    Si cree que una superficie puede estar infectada, límpiela con un desinfectante común para matar el virus y protegerse de este modo a usted mismo y a los demás. Lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Evite tocarse los ojos, la boca o la nariz.

    Las siguientes medidas NO SON eficaces contra la COVID-2019 y pueden resultar perjudiciales:

  • Fumar
  • Tomar remedios herbarios tradicionales
  • Llevar varias mascarillas
  • Automedicarse con antibióticos u otros medicamentos